Drogas

De Wiki Causas Comunes
Info-wiki.png Para editar la Wiki, sumar, corregir, aclarar ...
  1. CREAR cuenta.
  2. Una vez creada la cuenta, presionar EDITAR en la sección correspondiente.
  3. MODIFICAR/AGREGAR texto.
  4. GUARDAR cambios
  5. VER más detalles sobre la edición, ACÁ

Problemática / Causa Común

Regulación de la producción, comercialización, y tenencia para consumo del cannabis.

Contexto

Para dejar en claro ¿Qué son las drogas psicoactivas? Son todos aquellos compuestos químicos capaces de cambiar el modo en que funciona la mente mediante la interacción con las estructuras neurológicas, como alterar las sensaciones de dolor y placer, el estado de ánimo, la conciencia, la percepción, la capacidad de pensar y de ser creativos, el estado de alerta y otras funciones psicológicas. El término “sustancias psicoactivas” engloba tanto las drogas lícitas (alcohol, tabaco, cafeína, ansiolíticos, etc) como las ilícitas (cannabis, LSD, cocaína, heroína, etc)[1]

A nivel global, el 'narcotráfico' genera ganancias de 500 mil millones al año, lo que equivale al 8% del comercio mundial. El valor total de ventas al por menor de drogas ilícitas a nivel mundial fue de US$320.000 millones en 2003, equivalente al 0,9% del PIB mundial [2]. Estas ganancias extraordinarias se basan en la ilegalidad de la producción y comercialización de las drogas. Si a esto sumáramos las ganancias obtenidas por el tráfico de armas, de personas y de blancas asociado al tráfico de drogas ilegales estamos hablando de un negocio de 800 mil millones al año, concentrado en un oligopolio de tan solo en 11 grupos económicos ilegales a nivel mundial[3].

El cannabis sigue siendo la droga que más se consume en el mundo. De hecho fue la droga que más se consumió en 2016: 192 millones de personas la consumieron al menos una vez en el último año.[4]

Consumo mundial en el año 2016
Consumo mundial en el año 2016[5]

Unos 275 millones de personas en todo el mundo, es decir, aproximadamente el 5,6% de la población mundial de edades comprendidas entre los 15 y los 64 años, consumió drogas en al menos una ocasión en 2016. Unos 31 millones de personas que consumen drogas padecen trastornos derivados de ello, lo que significa que ese consumo es perjudicial hasta el punto de que podrían necesitar tratamiento. Según las estimaciones iniciales, 13,8 millones de jóvenes de 15 y 16 años consumieron cannabis en el año anterior en todo el mundo, lo que equivale a una proporción del 5,6%.[5]

Luego de 34 años de tolerancia con las drogas, el 5% de lxs holandesxs de entre 15 a 64 años fumó cannabis durante el último año (por debajo de la media europea que es de 6.8%) , lxs francesxs registraron una prevalencia del 9%, lxs españolxs del 10% y lxs italianxs del 14.6% . [6]

México pasó de 8.2 asesinatos cada 100.000 habitantes (2007, fecha en la que inicia su guerra contra las drogas ) a cifras que alcanzaron los 24 asesinatos cada 100.000 habitantes. En algunos estados como Guerrero, esta cifra llegó a 67 asesinatos cada 100.000 habitantes (el promedio global es de 5.3).

Cannabis

El término define una especie del reino vegetal, del orden de los rosales, familia cannabaceas, que comprende, fundamentalmente, tres sub-especies: Cannabis sativa sativa, Cannabis sativa indica y Cannabis sativa ruderalis. Se hibridan entre sí con facilidad, tanto de forma espontánea en la naturaleza como por acción selectiva del hombre para lograr plantas más acordes con los usos a los que se destina el cultivo. ¿Qué la hace tan relevante? Su importancia se debe al contenido en aceites terpénicos, de los que el más conocido y famoso es el delta–9-tetrahidrocannabinol, (THC), la sustancia declarada ilegal.

Investigaciones recientes experimental, comienzan a reconocerla como un medicamento por sus efectos clínicos de eliminar o reducir las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia y como analgésico en el tratamiento del cáncer y de la esclerosis múltiple, con efecto benéfico en algunos casos de epilepsia, caracterizada por convulsiones y también se menciona su utilidad para el tratamiento del glaucoma[7]

Prohibicionismo

La lógica imperante de la prohibición del uso de psicoactivos ha demostrado su inevitable fracaso. El discurso anclado en una moral pública prohibicionista no hace más que alimentar el entramado regional del negocio del narcotráfico, los mercados ilegales de sustancias prohibidas y la persecución a los usuarios, con todas las consecuencias que de esto se derivan.

La "guerra contra las drogas" que promueve la lógica prohibicionista genera efectos contradictorios (la producción y el consumo de sustancias psicoactivas crecieron exponencialmente), refuerza situaciones de poder e ilegalidad y no diferencia entre usuarios, comerciantes y traficantes a gran escala, ni tampoco entre usos recreativos, medicinales y patrones de adicción.

Para Suppa Altman, el origen de la prohibición no estuvo vinculado a generar una relación más segura entre las personas y los psicoactivos sino a proteger diversas situaciones de poder. “La prohibición de drogas es de alguna forma la cultura defendiéndose a sí misma. La experiencia psicoactiva quiebra la normalidad social que fuimos interiorizando, muestra miradas alternativas. Al principio esa alteridad fue percibida como una obra demoníaca, una forma de contacto con lo divino y con el placer diferente de las formas religiosas aceptadas. Y luego como un impedimento a la lógica capitalista de producción. Aunque al mismo tiempo se constituyó como un gran negocio: mercados ilegales y estados policiales que producen millones alrededor del mundo.”[8]

En esta guerra contra las drogas inaugurada a comienzos de los ‘70 por el presidente estadounidense Richard Nixon, que se ha convertido en uno de los lemas del actual gobierno argentino, lo que se repite en sus distintas formas es la intención deliberada del poder de no diferenciar entre usuarios, comerciantes y traficantes a gran escala, ni tampoco entre usos recreativos de diversas sustancias, los problemáticos y aquellos casos donde lo que se activa es un proceso de adicción. “Esto genera que los que son perseguidos en mayor medida no son los autores de los delitos más graves sino los usuarios”, asegura el investigador. El sistema prohibicionista mundial les ha caído a los usuarios como blanco preferencial. Y en esa persecución, el eslabón más débil de la cadena fueron siempre los jóvenes.[8]

La juventud es el sector más castigado. Perseguir consumidores no tiene que ver con resguardar su salud sino con un disciplinamiento. Aquellos que necesitan un tratamiento sanitario, pocas veces lo encuentran. En legislaciones más avanzadas, por ejemplo, el consumidor no entra en la lógica penal”, dice el autor. En esa distancia con la legislación local –dondehay miles de detenciones anuales por tenencia y consumo personal–, también aparecen ciertas fisuras con respecto a la idea del “consumidor delincuente” construida en el seno de la guerra contra las drogas. “Existe una tensión entre el discurso médico-policial y otro que es directamente represivo. Esas fisuras son una de las causas por las que empezó a resquebrajarse la lógica prohibicionista.”[8]

Consecuencias del prohibicionismo

  • Aumento de la producción y el consumo de sustancias psicoactivas.
  • Aumento del delito y redes de narcotráfico
  • Aumento de causas judiciales por tenencia y consumo personal que afectan y entorpecen el funcionamiento de la justicia
  • Consecuencias negativas en la población afectada por enfermedades tratables con cannabis medicinal
  • Deterioro del goce de derechos civiles

Legalización del cannabis en otros países

La legalización aparece como una solución más sensata y realista.

Holanda

The Bull Dog, primer Coffee Shop en la ciudad de Ámsterdam.

Los holandeses son el mejor ejemplo de los efectos positivos y negativos respecto a la legalización de la venta y consumo de marihuana y hachís esto es por la relativa antigüedad de la legislación en el país. En 1976 se aprobó la “Ley del opio” donde se despenalizó la venta y consumo de cannabis y hachís en establecimiento autorizados, como son los coffeeshops . Según un informe, titulado “La política de drogas en Holanda: continuidad y cambio”[9], la cantidad de dependientes a sustancias “duras”, cada mil habitantes, daba 1,6. Promedio bajo comparado con Francia, Gran Bretaña, Italia o España, que rondaban entre 2,4 y 3, y cercano al de países vecinos como Bélgica y Alemania. Los servicios sociales tenían contactos regulares con dos tercios de la población usuaria de estas drogas, por lo que, la visión oficial sobre el volumen y carácter del consumo era buena en comparación con otros países, según el informe. Los demás tenían subregistros, un número oculto mayor por la limitada asistencia. El número de muertes en Holanda por sobredosis de drogas es bajo. Según un informe de las Naciones Unidas, el número de muertos por el consumo de drogas ascendió en Holanda en 1991 a 42. En Bélgica fueron 82, en Dinamarca 188, en Francia 411, en Alemania 2.125, en Italia 1.382, en el Reino Unido 307, en España 479. En los Estados Unidos ascendió a 5.830. El número de muertes causadas por las drogas, por 100.000 habitantes, es, pues, en otros países por lo menos dos veces mayor. Esta cifra no muestra en Holanda, a diferencia de otros lugares del mundo, ningún incremento.

"No estamos a favor del consumo de drogas, pero somos pragmáticos y conscientes de que no van a desaparecer, así que tratamos de reducir el daño tanto como sea posible"[10], sostuvo la investigadora Van Laar coordinadora de la unidad de análisis sobre tendencias en materia de drogas del prestigioso Instituto holandés para la Salud Mental y las Adicciones (Trimbos)

Sin embargo, también hay estudiosos que piensan que la política de drogas holandesas ha sido un fracaso, y sólo ha contribuido a transformar al país en un destino turístico para el libre consumo de marihuana y hachís.

De todas maneras, el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), la máxima agencia en la materia de la Unión Europea (UE), avala el balance realizado por las autoridades holandesas.

De acuerdo con el último informe del organismo, pese a que los holandeses despenalizaron su venta, consumen menos marihuana que los franceses y españoles.Mientras que el 5% de los holandeses de entre 15 a 64 años fumó cannabis durante el último año, los franceses y checos registraron una prevalencia del 9%, los españoles del 10% y los italianos del 14.6%.Los holandeses también están por debajo de la media europea, la cual es del 6.8%.

Pero la política de drogas holandesa está lejos de ser perfecta.

Las autoridades despenalizaron la venta y consumo de drogas blandas, pero no su producción, de manera que las fuentes de abastecimiento de los coffeeshops provienen de los circuitos delictivos. Además, Holanda no ha encontrado una solución al problema del consumo de las drogas de diseño, las cuales dominan el mundo nocturno y de discoteca, y suelen ser acompañadas de sustancias como el alcohol.

Canadá

El 17 de octubre de 2018, se estableció el "Cannabis Act", con el objetivo de eliminar el mercado ilegal de cannabis y de prevenir a la juventud del acceso al mismo. Dicha ley surge como respuesta a un problema de salud pública, y se establecen edades mínimas para el consumo (18/19 años), junto a cantidades máximas permitidas por persona.

Para impedir el acceso de los jóvenes, se establecen varias medidas de cuidado, por ejemplo: la restricción etaria y la restricción de su promoción. Por otra parte, la misma también permite el uso de cannabis medicinal, siempre y cuando se tenga autorización médica. [11][12]

Uruguay

Ley 19.172 (regulación de la marihuana y sus derivados):

  • Declara las acciones tendientes a proteger, promover y mejorar la salud pública de la población mediante una política orientada a minimizar los riesgos y a reducir los daños del uso del cannabis.
  • Promueve la debida información, educación y prevención, sobre las consecuencias y efectos perjudiciales vinculados a dicho consumo así como el tratamiento, rehabilitación y reinserción social de los usuarios problemáticos de drogas.
  • Establece que el Estado asumirá el control y la regulación de las actividades de importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición a cualquier título, almacenamiento, comercialización y distribución de cannabis y sus derivados, o cáñamo cuando correspondiere.
  • Tiene por objetivo disponer medidas tendientes al control y regulación del cannabis y aquellas que buscan educar, concientizar y prevenir a la sociedad de los riesgos para la salud, y además, proteger a los habitantes del país de los riesgos que implica el vínculo con el comercio ilegal y el narcotráfico. [13][14]

Los primeros datos estadísticos surgidos de Uruguay muestran la disminución de delitos y del peso del narcotráfico luego de la regulación del cannabis.

Ley de Cannabis Medicinal (27.350)


Se establece como objeto de dicha ley "establecer un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud." y establece la creación del "Programa Nacional para el estudio y la investigación del uso medicinal de la planta de cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, en la órbita del Ministerio de Salud."

Objetivos:

  • Emprender acciones de promoción y prevención orientadas a garantizar el derecho a la salud
  • Promover medidas de concientización dirigidas a la población en general
  • Establecer lineamientos y guías adecuadas de asistencia, tratamiento y accesibilidad
  • Garantizar el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados del cannabis a toda persona que se incorpore al Programa, en las condiciones que establezca la reglamentación.
  • Desarrollar evidencia científica sobre diferentes alternativas terapéuticas a problemas de salud, que no abordan los tratamientos médicos convencionales
  • Investigar los fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados en la terapéutica humana
  • Comprobar la eficacia de la intervención estudiada, o recoger datos sobre sus propiedades y el impacto en el organismo humano
  • Establecer la eficacia para cada indicación terapéutica, que permita el uso adecuado y la universalización del acceso al tratamiento
  • Conocer los efectos secundarios del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, y establecer la seguridad y las limitaciones para su uso, promoviendo el cuidado de la población en su conjunto
  • Propiciar la participación e incorporación voluntaria de los pacientes que presenten las patologías que la autoridad de aplicación determine y/o el profesional médico de hospital público indique, y de sus familiares, quienes podrán aportar su experiencia, conocimiento empírico, vivencias y métodos utilizado para su autocuidado
  • Proveer asesoramiento, cobertura adecuada y completo seguimiento del tratamiento a la población afectada que participe del programa
  • Contribuir a la capacitación continua de profesionales de la salud en todo lo referente al cuidado integral de las personas que presentan las patologías involucradas, a la mejora de su calidad de vida, y al uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados.[15]

Casi dos años después de la promulgación de la ley 27.350 de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, el Gobierno Nacional reglamentó las condiciones para la producción, difusión, manejo y acondicionamiento de la planta con fines médicos. Lo hizo a través de la resolución 59 publicada el 6 de marzo de este año en el Boletín Oficial. Las condiciones para la producción de aceite de cannabis medicinal según lo establece la norma son: Se necesita la autorización previa del Instituto Nacional de Semillas (INASE), organismo descentralizado en la órbita de la Secretaría de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo. La entidad también se va a encargar de supervisar todos los ciclos del cultivo y la asignación de un técnico responsable. Los controles podrán incluir una inspección física de los órganos de propagación en todo su ciclo de cultivo, "así como también de la importación de los órganos de propagación". Se asignará un responsable técnico a cargo de la producción del cultivo, movimientos y guarda de semillas dentro del predio, el cual deberá ser del "área de la producción agrícola o de la investigación científica vegetal". Se deberá llevar un libro de existencias y de actividades, tarea que se le asigna al responsable técnico. El germoplasma (conjunto de genes) de cannabis "provendrá directamente del laboratorio o institución en donde se haya generado y en todo momento deberá permanecer dentro del invernáculo o predio". En el caso de ser necesario un traslado, se hará con medidas del Ministerio de Seguridad.[16]

Usos

La marihuana medicinal se utiliza para tratar el dolor, las náuseas y otros efectos secundarios de tratamientos médicos además de algunos síntomas de enfermedades como la esclerosis múltiple o el mal de Parkinson. Se fabrica a partir de las hojas y los cogollos secos de la planta Cannabis sativa. Normalmente, se fuma, pero también está disponible en pastillas o aceite. En este marco,un grupo de estudiantes para un trabajo de tesis para Diseño Industrial en la Universidad de Buenos Aires (UBA) ideó Néctar, una pequeña máquina que permite la extracción de aceites de plantas vegetales. El objetivo es, principalmente, facilitar la producción de cannabis medicinal. [16]


Producción de aceite de cannabis en Jujuy

El Ministerio de Seguridad argentino habilitó el primer centro destinado a la elaboración de cannabis medicinal del país. Funcionará en la provincia de Jujuy y estará encargado de realizar estudios científicos, medicinales y terapéuticos.

Se trata del primer espacio dispuesto para el estudio e investigación del uso medicinal de la marihuana y sus derivados desde que se sancionara la ley 27.350 en el país sudamericano en 2017. En su primer artículo, la ley establece que su objetivo es “establecer un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, de la planta de cannabis y sus derivados”.

La polémica surge a partir que una empresa del hijo del gobernador será la encargada del proyecto: "Cannabis Avatara” . Dicha empresa trabaja en asociación con “Green Leaf Farms International”, una firma privada radicada en Estados Unidos que aportará fondos para el proyecto.

Valeria Salech, presidenta de Mamá Cultiva (asociación civil precursora del proyecto legislativo de la ley de cannabis medicinal) , criticó la creación del centro en la provincia de Jujuy. Para ella el proyecto sería una suerte de excusa para exportar la producción. “Lo anunciaron con bombos y platillos como si fuera una buena noticia que el Ministerio de Seguridad autorizó un predio en Jujuy para un cultivo importado. No puedo encuadrarlo en una buena noticia porque se van a dar suelos argentinos para el cultivo de cannabis cuyos fines son la exportación de la producción, entonces ¿qué pasa con nosotras que hace años venimos pidiendo que se nos de autorización a las ciudadanas argentinas que tenemos un familiar con algún problema que la medicina alopática no puede resolver? Es una sordera estatal”, declaró.[17]

Glosario Básico

DROGA: sustantivo profundamente ambiguo e impreciso. Por un lado, incluye sustancias tales como el ibuprofeno o la penicilina y, por el otro, suele excluir sustancias como la nicotina y el alcohol. Es preferible usar SUSTANCIAS PSICOACTIVAS (de uso legal o ilegal) para referirse a aquellas sustancias que, una vez ingeridas, modifican y alteran el funcionamiento del cerebro inhibiendo el dolor, modificando el estado anímico o alterando  las percepciones.

DROGAS DURAS: hacen referencia a la cocaína, los opioides (morfina, heroína, etc.), el alcohol, o las anfetaminas.

DROGAS BLANDAS: el término es aplicado generalmente a los derivados del cannabis (marihuana, hachís, etc.), a la cafeína, etc.

ABORDAJES: Históricamente, hubo distintos abordajes sobre la temática. Identificamos los cuatro más usuales y los que consideramos relevantes para esta discusión.

  • Moral-Religioso: este abordaje pone en el centro de la discusión el argumento moral, usualmente, con fundamento religioso. En este enfoque, el consumo de sustancias psicoactivas está ‘’mal’’.
  • Penal-Criminal: este abordaje basa las políticas públicas en la criminalización y persecución de la producción, tráfico, tenencia y consumo de sustancias psicoactivas. En este enfoque, el consumo de sustancias psicoactivas es “ilegal’’.
  • Salud Pública: este abordaje pone en primer plano los riesgos y daños en términos de cuidado de las personas. Este enfoque distingue distintos usos de las sustancias (“consumidor ocasional” / “adicto”) y permite estrategias de reducción de  daño y riesgos ya que se enfoca en la salud del consumidor / paciente.
  • Derecho individual-derechos humanos:  este abordaje pone en el centro el derecho fundamental de cada persona a elegir cómo quiere llevar su vida, lo que incluye la obligación del Estado de respetar la decisión del ciudadano sobre las sustancias que decida utilizar o consumir. También pone el acento en  los derechos humanos muchas veces vulnerados en el ‘’combate contra las drogas’’.

LEGALIZACION: Asume que las drogas se consumen y que, dado ese hecho, es necesario establecer un marco legal que las regule.

DESCRIMINALIZACIÓN: Sin crear un marco legal de regulación en la produccion, distribucion y consumo descriminaliza el consumo y tenencia, desvinculando a las fuerzas policiales de la persecucion y represion a los consumidores.

Material adicional

Referencias

  1. El Gato y La Caja - Un libro sobre drogas [1]
  2. UNODC, Informe Mundial sobre las Drogas 2005
  3. Jean de Maillard, Atlas de la criminalidad financiera
  4. Informe Mundial Sobre Las Drogas (2018)[2]
  5. 5,0 5,1 UNODC (2018), Informe mundial sobre las drogas https://www.unodc.org/wdr2018/prelaunch/WDR18_ExSum_Spanish.pdf
  6. Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (2017), Informe Europeo sobre Drogas 2017: Tendencias y novedades, Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, Luxemburgo http://www.emcdda.europa.eu/system/files/publications/4541/TDAT17001ESN.pdf
  7. Observatorio Argentino de Drogas, Una mirada específica sobre la problemática del consumo y abuso de Marihuana (septiembre 2011).[3]
  8. 8,0 8,1 8,2 Diego Fernández Romeral (26 de julio 2018), La falla intrínseca de la prohibición - Entrevista a Suppa Altman. Pagina 12 https://www.pagina12.com.ar/130793-la-falla-intrinseca-de-la-prohibicion
  9. La política de drogas en Holanda: continuidad y cambio [4]
  10. "Holanda, a 34 años de tolerancia con las drogas"por Inder Bugarin para la BBC
  11. Web: Government of Canadahttps://www.canada.ca/en/services/health/campaigns/cannabis/canadians.html#a3
  12. Web: Department of Justice - Canada https://www.justice.gc.ca/eng/cj-jp/cannabis/
  13. http://www.infocannabis.gub.uy/index.php/la-ley.html
  14. https://www.ircca.gub.uy/
  15. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/270000-274999/273801/norma.htm
  16. 16,0 16,1 7 de marzo 2019 "Cuáles son las condiciones legales para producción de aceite de cannabis medicinal". Perfil https://www.perfil.com/noticias/sociedad/cuales-son-las-condiciones-para-produccion-de-aceite-de-cannabis-medicinal.phtml
  17. France 24, "Argentina: polémico debut en la regulación estatal del cannabis medicinal" (2019)[5]